Un adolescente sin motivación… ¡S.O.S!

Muchas veces escucho a los padres de hijos adolescentes hablar y muchas de las frases que más se repiten son estas: “Mi hijo no quiere venir con nosotros a ningún sitio”, “Mi hijo no cuenta nada”, “Mi hijo no colabora en casa”, “¡ Menuda habitación desordenada tiene mi hijo siempre!”, “Mi hijo no habla conmigo”, etc..

Cuántas quejas tenemos como padres, ¿verdad? Seguro que te has identificado con alguna de ellas. Sin embargo, tal vez nuestro hijo adolescente tenga otras quejas de sus padres. Tal vez lo que le falte sea ilusión. Tal vez lo que pase es que tengas… un adolescente sin motivación.

La adolescencia se debe tomar como una etapa natural en la vida de nuestros hijos, y en nuestra propia vida como padres. No podemos esperar esta etapa pensando en que todo será complicado, que vendrán muchos problemas y que no vamos a saber gestionar ciertas.

A continuación te dejo algunas estrategias para ayudar a un adolescente desmotivado…

¿QUÉ DEJARÁS A TUS HIJOS, LEGADO O HERENCIA?

Como diría Heidi Swapp, las generaciones pasan como caen las hojas de nuestro árbol genealógico. Cada nueva flor crece y se beneficia de la fuerza y la experiencia de los que estuvieron antes. Y es que dentro de esa experiencia, van cargados valores, virtudes, actitudes que trascienden no sólo en la comunidad sino en la propia familia.

Pero bien nos valdría preguntarnos.

 

¿Cuál es el legado que han dejado en nosotros nuestros padres y antepasados? ¿Qué quisiera traspasar y transmitir yo a mis hijos? ¿Qué valores deseo traspasar a mis hijos y que cosas no deseo repetir ni que repitan? Sobrevivir… ¿rutina-hacia ningún sitio?.

 

 

“Tu legado no está en el dinero que heredas a tus hijos, sino en las enseñanzas invaluables que les dejas con tu ejemplo.” Eduardo Alighieri.

 

“Padres comunes les dan a sus hijos todo lo que ellos no tuvieron. Padres extraordinarios ENSEÑAN a sus hijos todo lo que a ellos nadie les enseñó.”

 

La diferencia salta a la vista: Unos se enfocan en solamente dar cosas, otros se enfocan en dar, sobre todo, LECCIONES. Los japoneses tienen un proverbio que dice: “Cuando los padres trabajan y los hijos disfrutan la vida, son los nietos los que mendigan…”

 

Así que la conclusión es muy sencilla: forma a tus hijos para la vida, no para que solamente disfruten. Construye un legado, no una simple herencia. Alguien decía: “formar a los herederos es una forma de prolongarse a nosotros mismos.”

 

Trabaja en construir en ese legado que quieres dejar. Aprende, equivócate porque padres y madres venimos sin manual. No estás sol@ te estamos esperando. ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD, tod@s vamos en el mismo barco.

 

 

Nos vemos dentro 

Gaby

PD: Estoy totalmente convencida que esta Tribu te puede ayudar a construir tu legado. Si quieres conocer las herramientas para construirlo, Haz clic aquí

Deja un comentario